Perseverancia, confianza en uno mismo, deseos de superación, diligencia, trabajo en equipo, son muchos los valores que podemos aprender como resultado de esta primera nominación al Oscar de una película peruana. Y sobre nosotros ¿será que podemos llegar a lo más alto en nuestras profesiones? Analiza este ejemplo de éxito y aplícalo.

La nominación al Oscar de “La Teta Asustada” es el reconocimiento al buen trabajo realizado por el equipo de Claudia Llosa, y sobre todo el de creer que su historia realmente generaría los resultados favorables de la crítica.

De hecho los primeros comentarios al lanzamiento de la película en febrero del 2009, la tildaban de racista, que muestra a una sociedad de indígenas peruanos como criaturas de museo que hablan un idioma nativo atrasadísimo al igual que ellos, viviendo traumados y con mitos totalmente anticientíficos, ventilándolas en una película destinada para el entretenimiento de las masas educadas y modernas de Europa.

Incluso bromas racistas (y con algo de envidia) que hacían un grupo de actores, durante la conducción de un magazín en cable, sobre la presencia de la protagonista Magaly Solier en una premiación, “Fue a vender chullos…”, decían alegremente, celebrando en conjunto las “ocurrencias”. Ahora ese mismo y sonriente grupito tendrá que comentar algo sobre la nominación al Oscar de “La Teta Asustada” y la confirmada presencia, no solo de Claudia Llosa, sino de la ayacuchana Magaly Solier, pisando la alfombra roja, codeándose con los mejores actores y directores de Hollywood y sentándose en los privilegiados asientos del Teatro Kodak de los Ángeles, presenciando la ceremonia donde podrían consagrarse para toda la vida, recibiendo el máximo premio para una película en el mundo.

La perseverancia y el creer en uno mismo es importante para triunfar en este mundo. Si por tu carrera las personas de tu alrededor consideran que serás un derrotado, un fracasado y te la crees, entonces ya lo eres. Sin embargo si empleas esos comentarios como un motivante, un impulso para no darles la razón, y te esmeras aún más para ser el mejor, entonces empezarás a recorrer el camino del éxito.

Para llevar a cabo tus metas, es indispensable: el deseo de superación, la diligencia y el trabajo en equipo. Siempre necesitaremos de la ayuda de alguien y en estos tiempos de competencia, mientras más aliados tengamos nos sentiremos protegidos.

La nominación al Oscar de esta película nos deja muchas enseñanzas como ejemplo de lo que se puede lograr en la vida profesional. Empieza a escribir la historia de tu éxito hoy mismo, tus decisiones serán de gran trascendencia en el futuro. Todo depende de ti y en Logros: Tu profesión. Tu éxito estamos para servirte.

{youtube}hAxBkfBBTTI{/youtube}



TEMAS RELACIONADOS: