¿Amor o estudios?Mañana tienes un examen bravo, en tu agenda le separas el tiempo correspondiente para estudiar, en eso, suena tu celular, es tu pareja… tu amor, y te dice: “necesito verte hoy, ¡te extraño!” Luego recuerdas que solo acaban de verse ayer en la noche y que ya habías planificado estudiar. Tu amor, al saber tu negativa se resiente: ¿Qué hacer ante ello?, ¿el amor o los estudios?...

Muchas veces esta escena se repite, generando líos, desuniones y otras situaciones desagradables entre muchas parejas que se juraron amor eterno, solo por no hacer lo siguiente: priorizar eventos de importancia, planificar anticipadamente una agenda de salidas, y algo muy importante...fortalecer el pensamiento de pareja.

Priorizar eventos de importancia: Es cierto que toda pareja de enamorados, novios e incluso casados, quisieran estar juntos todo el día, sin embargo, existen responsabilidades que se deben priorizar. Para ello, basta con que expliques a tu pareja, el ritmo de vida que tienes, las actividades, y las metas que debes asumir. Por ejemplo: si sabes que cada dos meses, tendrás exámenes de alta importancia, entonces tu pareja debe saberlo. Nadie se fastidiará si debes invertir tiempo o días completos en estudiar, si se tiene una buena comunicación sobre este asunto todo estará bien.

Planificar anticipadamente una agenda de salidas: Esto ayudará a decidir mejor las salidas de ambos, podrán estudiar, trabajar, ayudar en casa, hacer todas sus responsabilidades y tener el anhelo de la fecha en que saldrán juntos, la salida normalmente podría ser un sábado. Así, las salidas con tu amor, se convertirán en una manera de premio, al cumplir con todos tus deberes. No hay nada mejor que salir a divertirse con tu pareja, teniendo todo en orden y controlado. Eso lo podríamos llamar “amor con responsabilidad total”.

Fortalecer el pensamiento de pareja: Es muy egoísta querer mover, al antojo, a la pareja, y peor aún, chantajearlo con romper la unión en caso no haga caso al pedido solicitado. Para evitar tan desagradable situación, se debe conversar, inteligentemente, de las metas que se desean alcanzar, recuerda que no todo es abrazos y besos, también existen anhelos y proyectos que obtener. Conversa con tu amor, sobre todas las cosas que te gustaría realizar en beneficio de ambos. Por ejemplo, los estudios serán importantes para ambos, al estar mejor preparado podrás tener un estilo de vida interesante que te beneficiará no solo a ti, sino a tu pareja. Este punto te ayudará a entender cuanto se proyecta tu pareja en la vida.

Ahora, después de leer esto, cual consideras que es más importante: ¿el amor o los estudios?, definitivamente ambos son importantes, pero, dándole el tiempo correcto y sin afectar a ninguno. De ti depende, que las dos experiencias sean gratificantes, no conviertas algo bonito y agradable, en una pesadilla. Pon en práctica las recomendaciones dadas y notarás como te desarrollarás eficientemente, tanto en el amor como en los estudios. Éxitos en todo.



TEMAS RELACIONADOS: