Casi no hay película que no utilice animaciones en 3D en algunas o todas sus escenas, como es el caso de: Avatar, Los Transformers, 2012, Alvin y las Ardillas, El Delfín (Peruana), Shreck, Harry Potter, por solo mencionar algunas como un contundente ejemplo del gran valor que tiene esta tecnología en la industria del cine, la cual “recluta” a muchos animadores 3D del mundo.

Leer más



TEMAS RELACIONADOS: