Cuando estaba en secundaria, Javier Echevarría quería ser abogado porque le parecía muy interesante exponer sus argumentos, pero al entrar a la universidad, se dio cuenta que le gustaba la actuación. Llevó un curso de psicología y fue ahí donde descubrió su segunda vocación. Entonces, llevó ambas profesiones a la par.

“Como actor me siento muy satisfecho, cuando siento que la historia que estoy contando aporta algo”, dice Javier Echevarría. Sin embargo, cuando realiza novelas siente que hay posibilidades para encontrar otras oportunidades de trabajo pero no se siente realizado.

Para Javier, siempre existirán crisis ocupacionales porque los trabajos no están hechos a la medida de la persona. Aunque, reconoce que hay personas que se acomodan al trabajo, hay otras que prefieren construirlo.
Según Javier, las personas que tiene muchos intereses no deben sacrificar ninguno, al contrario, deben explotarlo y crear una profesión de fusión para convertirte en un factor activo y tener un trabajo a tu medida.

“Mi herramienta principal es la palabra”, declara Javier Echevarría, que asegura no gustarle la vida estructurada, pues prefiere trabajar el día a día. Él no se caracteriza por ser una persona competitiva pero prefiere trabajar en equipo, ya que, las personas lo motivan a trabajar.

Ver entrevista:



¿Quieres descubrir realmente tu vocación? REALIZA AQUÍ TU TEST DE ORIENTACIÓN VOCACIONAL


Tags Relacionados:

Artículos relacionados