Sé un buen administrador, pero sobre todo sé un gran emprendedor

Sé un buen administrador, pero sobre todo sé un gran emprendedorSi quieres ser un buen administrador, tienes que ser como un buen capitán de barco. Tienes que saber guiar, tener don de mando, también tienes que tener la capacidad de tomar decisiones, incluso en las situaciones más adversas. Entonces, para que puedas ser un destacado administrador, obligadamente tienes que tener ciertas habilidades ya sean innatas o trabajadas a lo largo del tiempo.

¿Pero cuáles son estas habilidades fundamentales para que seas un buen administrador? La primera, viene a ser la observación, ya que ésta es considerada como uno de los mejores procesos de enseñanza, la cual también forma parte de la experimentación. Si te dedicas a observar, puedes incluso aprender de los errores de los demás y así evitar posibles fracasos.

¿Y la segunda habilidad? Pues, viene a ser la negociación. Debes ser todo un estratega, tener la capacidad de persuadir al otro. Además de tener, claro, la madurez suficiente para estar abierto a la posibilidad de ser convencido. Recuerda, que negociar, no es siempre “ganar” es a veces ser persuadido, con el fin de llegar a un acuerdo en ambas partes.

Ahora, que ya sabes las dos habilidades fundamentales en la administración. ¿Qué elementos debes de agregarle, para que además seas un gran emprendedor? Pues, ser proactivo al ciento por ciento. No sólo intentar una vez, sino mil veces, no rendirte a la primera. Tener siempre esa sed de conocimiento, y lo último, pero no menos importante debes de aprender a seguir tus instintos, esa corazonada que te puede llevar al éxito empresarial.