¿Cómo ser un estudiante competitivo?

Un estudiante, para cumplir sus metas, debe de tener en cuenta dos procesos: potenciar su inteligencia y reforzar su voluntad. Lo primero implica adquirir paulatinamente un estado de conciencia de sus habilidades, de sus posibilidades y de sus límites. Reforzar la voluntad significa asumir una actitud (dedicación, compromiso, responsabilidad, etc).