Al promulgarse la ley 30220, el bachillerato automático ha sido eliminado, es decir, ahora para obtener el grado, es necesario realizar un trabajo de investigación. El proyecto de tesis, es la producción científica que va desde la elaboración de la tesis hasta la continuación del trabajo en líneas de investigación.

A pesar de su importancia, muchos estudiantes no realizan el proyecto por falta de tiempo o falta de asesoría. Existen muchos libros acerca de la realización del proyecto de tesis, sin embargo, la presencia de un asesor es vital en el proyecto.
Según estudios realizados en la Universidad Autónoma, el 45.5% de los estudiantes contestaron la necesidad de contar con un asesor. Un asesor es el que guía al estudiante en el proceso de desarrollo de su investigación. Es el que se responsabiliza académicamente de un estudiante en la formación de un proyecto específico de investigación.

La calidad de la asesoría que se brinda, depende del tiempo dedicado por el tutor y de sus aptitudes y habilidades para enseñar destrezas en el proceso de investigación. Hay que tomar en cuenta que, el componente más importante entre el asesor y el estudiante, es la comunicación.

El asesor debe tener habilidades cognitivas, lo ideal es que sea un especialista y sea profesor de proyecto de tesis, en donde desempeñe tareas de investigación. El conocimientos de técnicas y herramientas de investigación, son imprescindibles para realizar el proyecto.

La relación asesor-tesista debe ser lo mejor humanamente posible para entender situaciones como aspectos privados y personales. La gratitud puede ser un catalizador entre ambos.

Las funciones del asesor son de carácter orientador, porque está relacionado a lo afectivo y actitudes emocionales, es decir, motiva al estudiante. Carácter Académico, para ayudar al estudiante a desarrollar el autoaprendizaje y por último, institucional, creando un clima comunicativo con todos los aspectos creados por el asesor.


Tags Relacionados:

Artículos relacionados