Las matemáticas son esa asignatura especial que depende del proceso. Por mucho que hayas estudiado sino solucionas el problema durante el examen estas perdido. Pero no te preocupes, hay algunas técnicas que te facilitarán las cosas y que permitirán que le saques provecho a tu tiempo de estudio y aumentes tus probabilidades de éxito. Aquí te ofrecemos 7 importantes pautas:

1. Ensayo, ensayo y más ensayo.


A diferencia de otras materias no puedes aprender matemáticas leyendo y memorizando. La forma de aprender matemáticas depende de la práctica. Al igual que en una banda de rock: el ensayo es fundamental. Cuanto más practiques es mejor. Cada ejercicio es un reto particular y es necesario muchas horas de ejercicio antes de enfrentarse al examen. Esta es la clave del éxito.

2. Aprende de los Errores.


Durante las prácticas es importante que revises los resultados y lo que es fundamental: detenerse en la parte en que fallaste para que revises el proceso en detalle hasta entenderlo.  No te sirve de nada comparar resultados si no sabes en que te has equivocado. Apunta todos tus errores y luego repásalos repetidamente antes del examen.

3. Domina los Conceptos Clave


Lo decimos claro: ¡No memorices los problemas! Los problemas matemáticos pueden tener miles de particularidades y variables. Memorizar sin entender es una pérdida de tiempo. Por el contrario, es más eficiente dominar los conceptos y los procedimientos que resuelven los problemas. Debes tener claras las fórmulas matemáticas esenciales.

4. No te quedes con la duda.


En algunos momentos te puedes sentir atascado y con ganas de mandar a volar todo. Seguro con una parte o todo el proceso. Lo común suele ser pasar de un problema al siguiente, sin embargo, te recomendamos despejar tu duda. ¿Cómo hacerlo? Una buena idea puede ser estudiar junto a un compañero con quien puedes consultar tus dudas. Trabajando en conjunto podrían incluso avanzar con problemas más complejos. Otra buena opción puede ser unirte a un grupo de estudio. Y la tercera, si estás en el aula nunca pierdas la oportunidad de consultarle al mismo profesor.

5. Busca un lugar sin Distracciones


Por su particularidad las matemáticas requieren más atención que ninguna otra. Por ello es necesario estar en un lugar de estudio adecuado, libre de distracciones porque esto será fundamental para que puedas resolver las ecuaciones o problemas de álgebra o trigonometría. Si te vacila estudiar con música, puede ser una idea muy buena para escuchar de fondo y relajarte, pero eso sí nada de reggaetón o música electrónica porque demasiado ritmo te terminará distrayendo. Lo más recomendable en estas ocasiones es acompañarse de música instrumental.

6. Elabora un “Diccionario Matemático”


El mundo de las matemáticas tiene un lenguaje particular y jergas propias. Por eso te comendamos que elabores unas fichas con los conceptos que vas aprendiendo y sus respectivos significados. Este pequeño “diccionario” te servirá para que lo puedas consultar en cualquier momento.

7. Aplica Problemas al Mundo Real

Esto es buenísimo. Siempre que puedas intentar aplicar lo aprendido en el mundo real. Finalmente las matemáticas están en todo desde tu vuelto en la tienda hasta los cálculos en la computadora. No siempre todo es abstracto, mira su aplicación práctica y cuando lo hagas la asimilarás de forma diferente. Piensa en números.

Sabemos que si sigues estos consejos sobre cómo estudiar matemáticas tus posibilidades de mejorar aumentarán. Recuerda que es cuestión de confianza y sin duda de encontrarle el lado divertido que sin duda las matemáticas la tienen.


Tags Relacionados:

Artículos relacionados